El e-mail marketing es una forma de comunicación imprescindible para todas las empresas. Así, es posible dar la bienvenida a los nuevos clientes, informarles de las nuevas entradas en el blog o en el canal de Youtube, dar a conocer ofertas y promociones, felicitar cumpleaños…

Sin embargo, hay una serie de cosas que debes saber sobre cómo enviar correos electrónicos masivos para que logren un mejor resultado para tu empresa.

Email Marketing

1. Utiliza una herramienta de e-mail marketing

Cualquiera que tenga un mínimo de idea sobre marketing sabrá que es indispensable contar con una herramienta de e-mail marketing. En un primer momento puede que te baste con una hoja de Excel y tu correo, pero a medida que vayas ganando clientes y suscriptores, necesitarás una ayuda que te permita organizar mejor las campañas y ahorrar algo tan valioso como el tiempo. Además, estas herramientas son perfectas para medir el impacto de las campañas gracias a las diferentes funciones que incorporan, algo que no es tan efectivo en el rudimentario sistema de la hoja de Excel.

2. Segmentación

Es muy importante que, al llevar a cabo tus campañas de e-mail marketing, las ejecutes haciendo una segmentación lo más exhaustiva posible. Dividir por grupos a tus suscriptores y clientes te permitirá saber más sobre ellos, de modo que podrás enviarles información que sea relevante, de verdad, para ellos. De nada servirá que le envíes un correo a toda tu base de datos, si su contenido solo resulta interesante, por ejemplo, para los menores de treinta años.

Cuanto más segmentes tu base de datos, más efectivas serán tus campañas porque conectarán más fácilmente con las necesidades y con el “dolor” de los clientes.

3. Personaliza tus mensajes

El e-mail marketing resulta ser una poderosa herramienta de comunicación entre tu empresa y tus clientes. Para conseguir una mejor tasa de conversión en cada una de tus acciones es muy importante que consigas crear un vínculo con tus clientes, para que perciban la empresa desde un punto de vista más personal y emotivo. Es por eso que debes huir de mensajes estereotipados, a frases hechas vistas mil veces.

En lugar de esto, debes ser capaz de encontrar tu propia voz, una que encaje con la filosofía de la empresa y de las ideas que pretende transmitir.  Es interesante, también, que te dirijas directamente a la persona que va a leer el correo, y cuanto más personal sea esa llamada al lector, mayor impacto conseguirás. Es, por tanto, una gran idea enviar correos en los que aparezca el nombre de los receptores, de forma que estos sientan que no son meros vehículos para que la empresa logre beneficios, sino que hay una mayor implicación emocional del tipo “esta empresa me conoce, sabe quién soy”.

4. Mensajes responsive

Una gran parte de los correos electrónicos que recibimos a diario los abrimos y leemos en nuestro teléfono móvil, lo que quiere decir que el móvil se ha convertido en una herramienta indispensable en nuestro día a día.

Para llegar a un mayor número de personas con nuestros mensajes, es de obligado cumplimiento que estos tengan un diseño responsive que se adapte perfectamente a cualquier dispositivo en el que el correo se pueda abrir: móviles, tabletas, ordenadores… No respetar esta condición supone que se pierda el efecto de tu campaña de e-mail marketing.

¿Tienes dudas? Escríbenos a revistasblogs@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.